• Inicio
  • Noticias
  • Declaración de la Unión de Informáticos de Cuba ante las manipulaciones, provocaciones e injerencia del gobierno de Estados Unidos, que pretenden desestabilizar la Revolución cubana.
04 de diciembre, 2020
Por: Carlos Miguel Perez Reyes

Declaración de la Unión de Informáticos de Cuba ante las manipulaciones, provocaciones e injerencia del gobierno de Estados Unidos, que pretenden desestabilizar la Revolución cubana.

La Unión de Informáticos de Cuba, organización de la sociedad civil, representada en toda su diversidad, comprometida desde la unidad e integración de todos los actores de la sociedad en la transformación digital que contribuya a un socialismo próspero y sostenible:

Abrazamos la rica historia heredada de nuestros héroes y mártires, y en particular el pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro sobre la Informática, y nos declaramos continuadores y fieles a la generación histórica de la Revolución cubana, defendemos la necesidad de seguir impulsando el desarrollo económico y social desde la estrategia de Informatización del país, que promueve la Inclusividad, el mayor acceso a las tecnologías, la Ciberseguridad y la Soberanía tecnológica, en favor del bienestar y la calidad de vida de la población.

Compartimos las palabras de nuestro presidente de la República de Cuba Miguel Díaz- Canel Bermúdez cuando expresó: “(…) aquí hay espacio de diálogo para todos lo que sea por el socialismo y por la Revolución. Diálogo para mejorar y perfeccionar el socialismo siempre”

Rechazamos enérgicamente la manipulación mediática, la creación de perfiles e informaciones falsas para crear matrices de opinión, sembrar el odio, dividirnos y subvertir el orden que soberanamente el pueblo consagró en su Constitución, que busca reforzar el ilegal, inhumano y cruel bloqueo económico y quitarnos lo más preciado que tenemos y hemos construido: la Revolución.

Continuaremos desarrollando nuestra actividad al lado de nuestro Partido y nuestro pueblo, respaldando desde la ciencia, la innovación y el desarrollo territorial, en integración con las universidades, la empresa estatal socialista, el sector no estatal, la sociedad civil y el gobierno. 

Partimos de la premisa que es posible desarrollar el modelo económico y social que hemos elegido, sin intervencionismo de ningún tipo.